domingo, 1 de marzo de 2015

UNA MIRADA SOBRE" EL PROCESO"


El protagonista de este libro , que no es otro más que el propio Kafka, sintetiza en su persona la existencia del ser humano.

Nos ha dejado al nacer en este planeta llamado Tierra, desnudos y sin armas y nos ha dicho a caminar sin planos y con un destino terrible: la muerte.

Kafka, nuestro personaje principal, deambulo por el mundo, como, duerme, trabaja y se relaciona, pero en su interior late la angustia de su existencia.

Recorre y circula por la vida conociendo a vecinos, amigos y familia, pero sus problemas son suyos y de nadie más.

En su carnes vive, igual que todos nosotros la angustia de estar vivo, las contradicciones, la desempeña, los sueños, la utopías y los desencantos. Pide ayuda, a veces, la recibe, pero sabe en su interior ,que solo esta él frente al mundo. Igual que todos nosotros nos rodeamos de hijos, compañeros, marido, amigos, vecinos, pero como si fuese el título de una película del oeste, estamos solos ante el peligro.

Nosotros somos el protagonista principal de la novela de nuestra vida, igual que el de “Proceso”. No entendemos nuestra existencia, nos ahogamos en momentos no salimos reconfortados, pero en el fondo todos sabemos que nos dirigimos al abismo, es decir, al fin de nuestro ciclo vital. Igual que nuestro protagonista de “ Proceso”, nos rebelamos, luchamos y nos enfrentamos a todos y a cualquier obstáculo, pero nuestro dicho irrenunciable es la muerte. No sabemos el porqué y ese vacío a esa pregunta, aún nos estremece más.

Ahora podemos entender porque Kafka es que considerando como parte fundamental del existencialismo.

Este libro nos abre los ojos, nos despierte y nos hace descubrir el ser efímero temporal de nuestras vidas. Sabemos lo que no éramos consecuentes de su verdadero significado

A VIVIR,A SENTIR Y A AMAR EN ESTE PEQUEÑO TIEMPO DE VIDA QUE NOS HA REGALADO.



Todos manifestamos confusión, duda con este libro. Leemos o caminamos a oscuras, nos sentimos asustados, tenemos miedo porque no entendemos sus páginas.

Este libro es una metáfora de la vida, ya que recorre la existencia es tarea ardua y llana de obstáculos, lo mismo que la compresión de las páginas del “ Proceso “.

En el camino mucha gente se retira, se ha apartado porque le ha dado miedo la lectura. Tan difícil es vagar por la niñez, por la adolescencia, por la edad adulta y por la seriedad, sobre todo esta cultura que anuncia la muerte o el fin. Atrás han quedado seres que no han podido soportar la oscuridad, la confusión y la incertidumbre.

Con este libro experimentamos las mismas sensaciones que el devenir del ser humano. Paisajes con luz y felicidad, que corresponden a momentos del libro donde parece que encontramos compresión y lucidez y muchos, marchamos momentos de pesimismo y de derrota.

Todos/as nos tenemos que levantar nadie se puede retirar de la lectura ya que esto equivale al suicidio en la vida real. Si quedamos paralizados con determinados escenarios que narra el libro, volvemos a leerlos, a comentarlo con nuestros compañeros y nos sobreponemos porque así lo hacemos en nuestro caminar hacía la muerte. Nuestra vida también está llena de momentos difíciles , oscuros y , a veces, de calles sin salida. Nos sobreponemos y seguro lo mismo sucede con este libro, muchas de sus líneas tumban, pero no nos hunden porque somos fuertes, luchadores e inteligentes.

SI SE PUEDE, SI SE PUEDE, SI SE PUEDE.
Ramón Seva

No hay comentarios:

Publicar un comentario