domingo, 11 de mayo de 2014

PATIOS DE SANTA MARINA

El día 9 de mayo, treinta personas se han acercado a conocer los patios de Santa Marina.
Uno de los elementos de nuestra identidad es el espacio urbano o rural donde vivimos. Los cordobeses/as aman su ciudad y se sienten orgullosos de ella y uno de sus argumentos es la conservación de la tradición de sus patios.
La influencia del patio cordobés está en la casa Romana, donde el eje central se encuentra en el patio ajardinado, con la presencia de fuentes y juegos de agua. La cultura musulmana lo adaptó a su forma de vida y a su sistema social.
Los patios cordobeses, declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, nos permiten conocer la historia de nuestra ciudad, ubicar en el plano los patios que vamos a visitar, identificar plantas, conocer, de la mano de sus propietarios, su arquitectura y el cuidado y conservación de las plantas.
Frente a un urbanismo salvaje, vertical, aislado y frío, se alzan los patios como faros que guían a sus ciudadanos para hacer de esta ciudad, un lugar sereno y armonioso para la convivencia.
El amplio recorrido por el barrio de Santa Marina tiene dos paradas de obligado cumplimiento: el patio de Marroquíes 6 ( habitado por vecinos de tradición artística, comunitaria y que cuenta con una estructura arquitectónica atípica:  varias calles que se comunican entre sí, así como pilas y cocina) y el de D. Gome, Palacio de Viana, ( un edificio que cuenta con doce patios y un jardín, que permite al visitante encontrarse  con casi todas las variedades de los patios cordobeses: rejas, balcones, fuentes, pozos, suelo de chino cordobés, suelo enlosado...).
Cristina Valle ,Juan Salido y Ramón Seva

 
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario