martes, 12 de abril de 2016

MI PARAÍSO SON LIBROS

El grupo de lectura no descansa. Enfrascados en el libro "La guerra del  fin del mundo", batallamos para conquistar sus páginas, aún sabiendo las dificultades de las mismas. Nos alimentamos con las reflexiones del grupo y digerimos las opiniones diferentes a las nuestras.

No es fácil enfrentarse a más de novecientas páginas, que rompen con el tiempo lineal y con una narración donde coexisten de distintas escenas. La valentía se escenifica con comentarios como el de Mari Carmen Giraldez:" Es una novela que envuelve, intriga, cuestiona, hechiza y maravilla de principio a fin. El autor parece estar jugando con nosotros una brillante partida de ajedrez;nos reta la inteligencia y la imaginación. Una novela extremadamente reveladora, que nos muestra todos los errores y los horrores a los que nos puede llevar la intolerancia"

Los comentarios sobre el libro no pueden envolverse en el silencio. Nadie puede convencer a nadie de su grandeza, ya que como dice José Saramago: "Convencer es un intento de colonización del otro"


Hago mías las palabras de Mario Vargas Llosa; "Mi salvación fue leer, leer los buenos libros, refugiarme en esos mundos donde vivir era exaltante, intenso, una aventura tras otra, donde podía sentirme libre y volvía a ser feliz" .

El largo caminar a través de la lectura, deja una huella indeleble de tu ser y de tu estancia en este efímero paisaje terrenal.

Ramón Seva



No hay comentarios:

Publicar un comentario