lunes, 28 de marzo de 2011

UNA VENTANA A LA HISTORIA DE CÓRDOBA



Hace treinta y seis años quería huir de Córdoba, pero la visita al Museo Arqueológico de Córdoba me convirtió en un fiel amante de esta ciudad.
Hace unos días he vuelto, acompañado de veintiséis personas, a un museo diferente y nuevo, pero en el que sigue rezumando la identidad de un pueblo bimilenario.
Algunas personas desconocían su existencia y otros habían oído hablar, pero no eran capaces de ubicarlo. No obstante ,todos nos dispusimos a verificar los datos estudiados en clase y a emocionarnos con las manifestaciones artísticas de nuestros antepasados.
El recorrido a través de la historia tiene más relevancia si alguien te acompaña con datos, conocimientos y sensibilidad.Francisco, el guia ,nos envolvió con su saber y permitió interactuar al grupo.Una atmósfera serena se había creado y algunos se lanzaron al ruedo de las preguntas.
Lo que más sorprende del edificio : encontrar en el subsuelo los restos del teatro romano de la ciudad. Continente y contenido se dan la mano para ofrecer a todos los cordobeses y visitantes una muestra significativa de piezas que van desde la Prehistoria hasta la Baja Edad Media

Ramón Seva

1 comentario:

  1. En mi tercera visita al Museo Arqueológico, me he llevado una muy grata impresión sobre el nuevo edificio inaugurado recientemente, con los cimientos de anfiteatro que se encuentran en buen estado y las diversas piezas que lo componen.
    José López

    ResponderEliminar